Elige un Buen Nombre para tu Estudio o Asesora correctamente a tu Cliente

Nombrar una empresa nunca será una tarea fácil porque hay que tomar en consideración muchos aspectos, como por ejemplo las metas de la compañía, las mejores características de ella y lo que ofrece, todo en un sólo nombre.  Por eso, a veces nos cuesta porque hay que elegir uno que se quedará para siempre y que no les causará muchos problemas a los futuros clientes.  Es obvio que todo el mundo quiere tener el mejor nombre para su empresa y quiere que sea muy original, pero esto no significa que el nombre elegido tenga que ser muy complicado.  La mayoría del tiempo, especialmente en la vida diaria ocupada, a le gente le gusta más a la simplicidad que a lo abstracto.  De esta manera, el nombre será fácil de recordar y escribir, y también, es mucho más probable que los clientes pasen el nombre de una empresa a otros conocidos, especialmente si les gustó la experiencia.

Al nombrar a una empresa, especialmente si uno pida ayuda profesional, el encargado le hará al buscador del nombre unas preguntas sobre su empresa, sus metas, su vida diaria, sus costumbres, etc., para que lo conozca un poco más.  De ese modo, será más fácil ponerle un nombre según todos los intereses del buscador y no tendrá que adivinar nada.  En un principio, hay que comenzar bien con un nombre poderoso porque si no lo es, quizás tenga un poco de éxito, pero no lo que esperaba el dueño de la empresa.  Por eso, la creatividad siempre es algo bueno, pero la confusión no lo es.  Con eso en cuenta, hay que elegir un nombre interesante, pero tiene que ser uno que sea fácil de buscar en una guía telefónica o decírselo a un amigo.  Recuerda que un nombre todavía puede ser llamativo aunque no esté escrito de una manera rara.

Además de ser interesante al escucharlo, también, el nombre para una empresa debe generar una imagen lucida en la mente del posible cliente para que pueda visualizar el producto que se va a comprar.  Cuando uno puede sentir la presencia de todos los cinco sentidos, le dará más ganas de comprar o hacer algo porque literalmente podrá imaginarse como que ya lo hiciera/tuviera.  También, es sabido que utilizando este táctico es una manera de publicidad exitosa porque el nombre visual le dará más credibilidad a la empresa.  Por último, el nombre debe tener una sensación positiva porque sin la positividad, especialmente en una empresa, nunca llegará a tener las posibilidades queridas para obtener un buen grupo de clientes.

Por último, un nombre de una empresa debe explicarse solo de una manera, como por ejemplo, si es para cortar pasto, debería incluir una palabra relacionado con ‘el pasto’ directamente o un ‘paisajista.’  Si no, será muy difícil para el interesado buscar al nombre en una guía telefónica o por internet porque no sabrá en qué categoría está.  Por eso, es muy importante que el nombre defina la empresa completamente, porque si no, no tendrá los resultados que busca el dueño de la empresa.

 

Cómo Elegir un Dominio para ti o para tu Cliente

nombre de proyecto creativoEn la vida humana, el proceso de elegir un nombre para un bebè recién nacido, para una banda o para cualquier obra de escritura, siempre se quedará como una tarea difícil, porque se debe sonar y encajar perfectamente.  Aunque sean un nombre solo o dos, es algo que nos acompañará para el resto de la vida de alguna forma, y si no se elija bien la primera vez, a veces es muy difícil cambiarlo.  Por eso, cuando llegue la hora de elegir un nombre de dominio para una futura página web, cada creador deberá comenzar con unas palabras claves y únicas para que los visitantes se puedan acceder al dominio fácilmente.

Al pensar cómo será el nombre de dominio, hay que considerar varias cosas como la meta o la idea principal del dominio y luego hacer una lista de las opciones hasta que se encuentre el nombre más apropiado para.  Sin embargo, también, hay que tener en cuenta que cuando se elija el nombre, debe ser único, corto y fácil de recordar.  Por ejemplo, si el dominio se trata de “consejos cosméticos,” se deberá comenzar con algo relacionado con la belleza.  También, tiene que ser único, y de esa manera, nadie lo confundirá con otro dominio, porque eso realmente sería una desventaja para el creador.  Por último, trata de que sea un nombre corto y fácil de recordar y teclear porque el proceso de boca en boca será dificultoso si los visitantes no recuerdan cómo se escribe.  Por eso, hay que evitar caracteres raros, muchos números y símbolos, etc.

Además del formato escrito de un dominio, hay que considerar cómo será el final del nombre.  Es sabido que todos los dominios con “.com” tienen más tráfico que los demás, como “.net” o “.org.”  Sin embargo, no está mal tener estos tipos de dominios porque podrán llegar a crecer con los de “.com.”  .Éste último es una extesión dominio más serio para la gente que quiere una página más visitada y exitosa, pero no se deba olvidar de que en los dominios de “.net” y “.org” también tienen bastante tráfico que podría ayudar a cualquier dominio nuevo.  También, al crear un dominio, hay que asegurarles a los visitantes que, por ejemplo, si existiera un Sitio que se llame www.prestamosinmediatos.com, es muy lógico que se van a encontrar con información sobre préstamos y además es lo escrbiríamos en Google para buscar tal servicio.  En cambio, si los dueños de la empresa de préstamos se llamaran Gutierrez S.A, normalmente el dominio sería www.gutierrezsa.com.ar.  Esto hace peligrar el escribir mal el nombre al pensar que Gutierrez puede ser con s o con z. Esas faltas de ortografía causarán muchos problemas para los posibles visitantes y no podrán recordar del dominio.

Uno de los últimos factores que hay que considerar es si está disponible el nombre elegido del dominio. Después, simplemente hay que reclamar el nombre de dominio elegido con algún registrador para que comience la magia de llegar a nuestro clientes de manera bien fácil.